sábado, 19 de septiembre de 2009

En respuesta a un artículo contra la Misa Tradicional

NO SÉ SI VENCES, PERO NO CONVENCES
¿POR QUÉ NO RESPETAS LA LIBERTAD DE OÍR MISA TRADICIONAL?


La Revolución francesa se cobró la vida de 40000 personas. La Revolución soviética y el régimen político comunista a que dio lugar asesinaron a decenas de millones de inocentes. Ambas revoluciones vulneraron -entre otras- la libertad de religión, persiguiendo a sangre y fuego a la Iglesia Católica.
El 17 de septiembre, en la sección de opinión del diario La Opinión, D. Sergio Vences defiende ambas revoluciones porque, según él, gracias a ellas “puedes pensar, exigir, elegir…”. Incurre -además de en error o falsedad- en una tremenda contradicción, porque no se puede estar a favor de dos revoluciones criminales y totalitarias y ser al mismo tiempo partidario de las libertades de pensamiento, elección, etc.
¿Qué cree en realidad este señor? La respuesta se puede deducir perfectamente leyendo el resto de su artículo, en el que so pretexto de que un grupo de fieles -entre los cuales nos contamos los socios de Una Voce La Coruña- vamos a la Misa Tradicional que se celebra todos los domingos a las 20,00 en Santa Cruz de Mondoy, el sr. Vences se queja de que los católicos tengamos libertad para elegir oír una Misa celebrada conforme al rito canonizado por San Pío V. A nadie se le obliga a ser católico y a ningún católico se le obliga a asistir a la Misa Tradicional, pero D. Sergio preferiría que se nos privara de esa libertad. Además, no se limita a exponer su parecer educada y pacíficamente, sino que recurre a la agresión verbal -no otra cosa es el insulto- calificándonos de trogloditas, y por si fuera poco, se atreve a hacer un llamamiento a la movilización para “frenar y eliminar” lo que él denomina integrismo cristiano.
Para este señor la única libertad digna de estima es la de pensar exactamente igual que él. Quien no comulga con él no tiene derechos, es un troglodita y merece ser detenido y eliminado. Lo mismo que en la Francia de la Revolución y en la Rusia soviética ¡Buen discípulo les ha salido a Stalin y Robespierre!


José María Permuy Rey

No hay comentarios: