domingo, 26 de octubre de 2008


MISA DE CRISTO REY
Domingo último de octubre
La Fiesta de Cristo Rey
Jesucristo, como Dios-Hombre, tiene derecho a intervenir, a legislar, a juzgar, a ser obedecido en todos los órdenes de la vida humana, individual y social. Esta fiesta está instituida para oponer un dique al torrente laicista que todo lo invade.

Directorio de la Misa.— Se celebra esta fiesta entre el 25 y 31 de octubre. Fiesta de 1ª clase. Misa propia.

Introito. Apoc. 5, 12; 1, 6.—Digno es el Cordero, que fue sacrificado, de recibir el poder, la divinidad, la sabiduría y el honor. A Él la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. — Salmo. 71, 1. Oh Dios, otorgad al Rey vuestro poder y vuestra justicia. Gloria al Padre...
Se repite hasta el Salmo. "Gloria in excelsis Deo".
Oración. — Oh Dios omnipotente y eterno, que habéis querido instaurar todas las cosas en vuestro amado Hijo, Rey universal; concedednos, por vuestra bondad, que los pueblos de la tierra, alejados de Él por la impiedad, se sometan a su suavísimo imperio. Que con Vos vive y reina...

2ª Oración, del domingo ocurrente.
Epístola de San Pablo a los Colosenses. 1, 12-20.

Gradual. Ps. 71, 7 y 11. — De mar a mar se extenderán sus dominios, y desde el río hasta los confines del orbe de la tierra, y Le adorarán todos los reyes de la tierra; los pueblos todos le servirán. Aleluya, aleluya. Dan. 7, 14. Eterno es su poder, que nunca le será arrebatado, y su reino no será jamás destruido. Aleluya.

Evangelio según San Juan. 18, 33-37.

Ofertorio. Ps. 2, 8. — Pídeme y te daré las naciones por herencia tuya, y por imperio todos los confines de la tierra.
Secreta. — Os ofrecemos, Señor, la hostia que reconcilia a la humanidad, y os rogamos nos concedáis que vuestro Hijo Jesucristo, a quien inmolamos en este sacrificio, conceda a todos los pueblos la gracia de la unidad y de la paz. El cual con Vos…

2ª Secreta, del domingo ocurrente.

Prefacio. — Verdaderamente es digno, justo, equitativo y saludable que en todo tiempo y lugar os demos gracias, Señor Santo, Padre Todopoderoso, Eterno Dios; que ungisteis con el óleo de la alegría a vuestro único Hijo, nuestro Señor Jesucristo, Sacerdote eterno y rey universal, a fin de que, ofreciéndose Él mismo como hostia inmaculada y pacífica en el ara de la Cruz, realizase el misterio de la redención de los hombres, y habiendo sometido todas las creaturas a su imperio, devolvió a vuestra infinita Majestad un eterno y universal reino; reino de verdad y de vida; reino de santidad y de gracia, reino de justicia, de amor y de paz. Por tanto, con los Ángeles y Arcángeles,con los Tronos y Dominaciones y con toda la milicia del ejército celestial, cantamos el himno de vuestra gloria diciendo sin cesar: Santo...

Comunión. Ps. 28, 10. — El Señor estará sentado en el solio como Rey eternamente; bendecirá el Señor a su pueblo en la paz.

Poscomunión. — Alimentados con el manjar de lo inmortal, os rogamos, Señor, podamos reinar por siempre con Jesucristo nuestro Rey en el trono celestial cuantos nos gloriamos de militar bajo sus banderas. El cual con Vos...

2ª Poscomunión, del domingo ocurrente.


No hay comentarios: